La Archicofradía Sacramental de San Pedro, San Andrés, San Isidro y de la Purísima Concepción

Pintura, propiedad de la Archicofradía, con los símbolos
que representan a la Institución

La Pontificia y Real Archicofradía Sacramental de San Pedro, San Andrés, San Isidro y de la Purísima Concepción es una asociación piadosa y benéfica formada por las antiguas Cofradías Sacramentales de las parroquias de San Pedro el Real y de San Andrés Apóstol, unidas y hermanadas en el año 1587 a las Cofradías de San Isidro Labrador y de la Purísima Concepción.

El reducido número de individuos que componían estas Cofradías en las iglesias parroquiales de San Pedro el Real y San Andrés, su proximidad, el deseo de comunicar a la una las gracias espirituales de la otra, de dar mayor realce a sus funciones religiosas, y el delicado y feliz pensamiento de fraternizar dos corporaciones establecidas en parroquias que tenían por titular a dos santos hermanos en el apostolado, en la santidad
y en la sangre, determinaron a dichas Cofradías a unificarse.

La Archicofradía, de condición Real otorgada por Real Cédula de Carlos III en 1778, rinde solemne culto al Santísimo Sacramento de la eucaristía, a su Patrona María Santísima en el misterio de la Purísima Concepción y a su patrono San Isidro Labrador.

Al testimonio de su fe se une la práctica de la caridad, encaminada a proporcionar digna sepultura a sus cofrades y a los desamparados de sus parroquias en el cementerio de su propiedad la Sacramental de San Isidro, el camposanto eclesiástico más antiguo de Madrid, y destinar parte de sus fondos a la protección de los más necesitados mediante la colaboración con entidades de acción caritativa y social de la Iglesia católica en España, prueba de su compromiso social basado en la generosidad y la fe cristianas.

La Sacramental, distinguida por los Romanos Pontífices, tuvo como protectores y Hermanos Mayores natos y perpetuos a los Reyes e Infantes de España, así como a los duques del Infantado y Osuna, Medinaceli y de Santisteban, de Berwick y de Alba, de Abrantes y de Linares, y de Valencia.

Gran devoción profesa esta Archicofradía al glorioso San Isidro Labrador, es propietaria de la ermita de San Isidro, del Cementerio de San Isidro y de la Capilla dedicada a San Isidro ubicada en la Calle del Águila en Madrid.

Su dirección está a cargo de una Junta de Gobierno, presidida en la actualidad por el Excmo. Sr. D. Manuel Gullón y de Oñate, conde de Tepa, centrada en preservar y recuperar las tradiciones religiosas de la Archicofradía y proteger, conservar y difundir su patrimonio histórico-artístico.

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies