Segundo año consecutivo de la presentación de niños a San Isidro en la capilla de la calle del Águila.

Presentación de niños a San Isidro
Presentación de niños a San Isidro

La Real Archicofradía de San Pedro, San Andrés y San Isidro celebró el jueves por segundo año consecutivo la segunda presentación de niños a San Isidro. Ell Vicario General de la Diócesis de Madrid, Don Avelino Revilla presidió el acto al que acudieron numerosos pequeños acompañados de su familia. Cada uno de los menores se llevó una medalla y una estampita personaliza como recuerdo de este emotivo día.  La intención de la Archicofradía es celebrar cada 4 de abril, un acto de estas características coincidiendo con el aniversario de la fecha de nacimiento de San Isidro.

La ceremonia comenzó a las 18:00 horas con gran afluencia de vecinos de la zona que se acercaron para que los niños obtuvieran la bendición del Santo Patrón. Durante el acto Don Avelino Revilla destacó la importancia de fundamentar los valores cristianos de los menores, para que crezcan en sabiduría y fundamenten sus valores, necesitando siempre del ejemplo de los adultos, que los guían como padres y tutores para que alcancen así la madurez humana y cristiana.

Este año los asistentes han podido disfrutar del resultado de las tareas de limpieza y recuperación de la talla del siglo XVIII de San Isidro que está situada en la capilla. La talla acompaña al cuadro de Cristo crucificado que preside el altar y que es obra del pintor romántico Rafael  Tegeo.La Archicofradía, con D. Manuel Gullón y de Oñate como presidente, recogía la propuesta del  Arzobispo, Don Carlos Osoro, para la celebración de esta presentación de niños que  se celebró por primera vez el año pasado y que ya tiene vocación de convertirse en tradición. La capilla de la calle del Águila 1 fue rehabilitada después de más de 30 años cerrada y se ha recuperado como lugar de oración y reflexión. Se abre todos los días 4 de cada mes desde las 10:00 de la mañana hasta las 14:00 horas y se celebra una eucaristía a las 13:00 horas. Si coincide que el día 4 cae en fin de semana, se pospone la apertura al lunes siguiente con el mismo horario.

El solar en el que se ubica la capilla es en el que cuenta la tradición que estaba la casa donde nació San Isidro y pasó sus primeros años de vida. En el año 1673 la Archicofradía ya era  propietaria del edificio donde consta que ya había un Oratorio dedicado a dar culto a San Isidro Labrador. La capilla actual forma parte de la edificación de 1896 que ha vivido diferentes reformas a lo largo de los años, la última la que realizó la Archicofradía para la reapertura del a capilla en 2018.

Presidió el acto el Vicario General de la Diócesis de Madrid, Don Avelino Revilla, al que han acudido numerosos pequeños acompañados de su familia. Cada uno de los menores ha recibido una medalla y una estampita personaliza como recuerdo de este emotivo día.  La intención de la Archicofradía es celebrar cada 4 de abril, un acto de estas características coincidiendo con el aniversario de la fecha de nacimiento de San Isidro.

La ceremonia comenzó a las 18:00 horas con gran afluencia de vecinos de la zona que se acercaron para que los niños obtuvieran la bendición del Santo Patrón. Durante el acto Don Avelino Revilla destacó la importancia de fundamentar los valores cristianos de los menores, para que crezcan en sabiduría y fundamenten sus valores, necesitando siempre del ejemplo de los adultos, que los guían como padres y tutores para que alcancen así la madurez humana y cristiana.

Este año los asistentes han podido disfrutar del resultado de las tareas de limpieza y recuperación de la talla del siglo XVIII de San Isidro que está situada en la capilla. La talla acompaña al cuadro de Cristo crucificado que preside el altar y que es obra del pintor romántico Rafael  Tegeo.

Instantánea del acto en la Capilla

La Archicofradía, con D. Manuel Gullón y de Oñate como presidente, recogía la propuesta del  Arzobispo, Don Carlos Osoro, para la celebración de esta presentación de niños que  se celebró por primera vez el año pasado y que ya tiene vocación de convertirse en tradición. La capilla de la calle del Águila 1 fue rehabilitada después de más de 30 años cerrada y se ha recuperado como lugar de oración y reflexión. Se abre todos los días 4 de cada mes desde las 10:00 de la mañana hasta las 14:00 horas y se celebra una eucaristía a las 13:00 horas. Si coincide que el día 4 cae en fin de semana, se pospone la apertura al lunes siguiente con el mismo horario.

El solar en el que se ubica la capilla es en el que cuenta la tradición que estaba la casa donde nació San Isidro y pasó sus primeros años de vida. En el año 1673 la Archicofradía ya era  propietaria del edificio donde consta que ya había un Oratorio dedicado a dar culto a San Isidro Labrador. La capilla actual forma parte de la edificación de 1896 que ha vivido diferentes reformas a lo largo de los años, la última la que realizó la Archicofradía para la reapertura del a capilla en 2018.

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies