Día Mundial de la Salud

Hoy dedicamos el Día Mundial de la Salud a todo el personal sanitario por su entrega y esfuerzo, especialmente en estos difíciles momentos, a través de otra figura del Cementerio de San Isidro Mariano Benavente y González (1818-1885), padre del célebre dramaturgo, Nobel de Literatura en 1922, Jacinto Benavente (1866-1954). Su trayectoria profesional comienza en una oficina de farmacia en su ciudad natal, Murcia, para posteriormente estudiar Medicina en Madrid. Ejerce como médico rural en la localidad de Villarejo de Salvanés y posteriormente ingresa en el cuerpo médico de la Beneficencia Provincial de Madrid para prestar servicio en la Inclusa y en el colegio de la Paz, destinos que contribuyeron a dedicar su trabajo a la salud infantil. Considerado el principal impulsor de la especialidad en Pediatría en España, fue el primer director del Hospital Universitario Niño Jesús de Madrid, fundado por la duquesa de Santoña, que también descansa en la Sacramental de San Isidro. Nombrado académico de número de la Real Academia Nacional de Medicina desde 1861, desarrolló una intensa labor de divulgación escribiendo en las revistas médicas más prestigiosas de la época sobre las principales enfermedades del momento y la importancia de la higiene y la medicación sencilla en la prevención y tratamiento de las mismas.

El grabado del respetado médico se publicó en La Ilustración española y americana el 22 de abril de 1885 para honrar su memoria tras su fallecimiento el día 13 del mismo mes, documento que pueden consultar en la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional de España. 

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies