Día Internacional de los Museos

Con motivo del Día Internacional de los Museos, que celebramos de manera virtual, queremos recordar el papel de un personaje que contribuyó a la divulgación y conocimiento del arte, la cultura y costumbres orientales, Adolfo Rivadeneyra y Sánchez (1841-1882), diplomático, orientalista, arqueológo y viajero español. Educado en lenguas extranjeras en España y diversos países europeos, dominó once lenguas y dialectos, sus primeros viajes se desarrollaron por la costa libanesa, Siria, Turquía y asistió a la inauguración del Canal de Suez. Inicia su carrera diplomática en Beirut como intérprete políglota para más tarde convertirse en Cónsul interino en Jerusalén, Vicecónsul en Ceilán, Damasco y Teherán, ciudad donde comienza su gran aventura en el interior de Persia para documentar aspectos de la sociedad y sus costumbres, recopilar cuentos, transcribir inscripciones cuneiformes y entrevistar a todo tipo de personajes. Posteriormente será Cónsul en Mogador y Singapur y como resultado de estas maravillosas experiencias profesionales y personales en el Próximo Oriente reúne una fantástica colección de objetos artísticos y arqueológicos que dona y vende al Museo Arqueológico Nacional, donde actualmente se exponen algunos de ellos.

Pionero en la introducción de los estudios orientales en España fue geógrafo, impulsor y miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Geográfica de Madrid, representó a la Sociedad Geográfica en la Conferencia de Exploradores de África y encargó al original arquitecto Domingo Inza y Rey (?-1878) un singular monumento funerario de claras reminiscencias orientales en homenaje a su padre Manuel Rivadeneyra (1805-1872), un impresor y editor conocido no sólo por publicar una edición del Quijote, sino por emprender y dirigir el proyecto más ambiciosa de la España de la segunda mitad del siglo XIX, la publicación de 63 tomos de su Biblioteca de Autores Españoles completada hasta el número 71 por su hijo Adolfo.

Todo el equipo de la Archicofradía de la Sacramental de San Isidro continua trabajando para velar por la conservación y difusión de su patrimonio cultural y preparar la reapertura del Cementerio de San Isidro, cuando la situación sanitaria lo permita, para mostrar en sus visitas guiadas los insólitos panteones que componen este magnífico museo de arquitectura y escultura al aire libre.

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies