Efeméride, inauguración del Cementerio de San Isidro

En abril de 1787 Carlos III (1716 – 1788) dictamina prohibir los enterramientos en el interior de las iglesias, debido a la epidemia que padecen los habitantes de la villa de Pasajes en Guipúzcoa.

La Archicofradía Sacramental de San Pedro, San Andrés y San Isidro, responsable de la salvaguarda de las célebres, populares y castizas Ermita de San Isidro y Fuente de San Isidro, estima conveniente edificar en sus inmediaciones un cementerio conforme a las nuevas disposiciones vigentes, para procurar una honrosa y perpetua sepultura a sus cofrades, un camposanto particular fuera de los límites de la capital.

En 1811 el arquitecto de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando José Llorente proyecta el primer patio, el de San Pedro, y el 21 de julio del mismo año se inaugura con la inhumación del antiguo tesorero de la Corporación el Cementerio Sacramental de San Isidro, el más antiguo conservado en Madrid.

Fotografía: Nicho del primer enterrado en el viejo de San Isidro, Martín Santos Yubero (1903 – 1994), Archivo Regional de la Comunidad de Madrid.

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies